...pero el viajero sabe que detrás de la esquina del Otoño se esconde de nuevo un Invierno a sueldo...

- teniaquecontarte.blogspot.com -

lunes, 8 de noviembre de 2010

Iceberg

Cuando puse mis manos sobre ellos, le dije: tus pechos están fríos. Como el hielo, respondió ella. Cuando amaneció, bajé las persianas con cuidado. Quería conservar aquel instante, protegerla del sol.

José María Gomez Valero

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada